En la actualidad, vivimos en un mundo en el que es común usar empaques cuyo uso resulta innecesario y que generan una gran cantidad de desechos.

Se calcula que cada persona usa seis bolsas de plástico por semana en el mundo; 24 al mes y 288 al año, de las cuales solo se recicla el 1%

El exceso y abuso de empaques además de generar grandes gastos, representa grandes daños para el medio ambiente.

Por ello, muchas empresas han optado por crear alternativas que generen soluciones de empaque ecológicos que sean amigables con el medio ambiente.

Para que un empaque pueda considerarse como ecológico, es necesario que sea reciclable, que durante su elaboración y en su desecho no dañe el medio ambiente y que permita la conservación de la calidad de los productos hasta que llegan al consumidor final.

En Empaques PSM nos preocupamos por el medio ambiente, por ello ofrecemos productos que son amigables con el medio ambiente. Te invitamos a conocer todos nuestros productos.